Los precios del petróleo subieron el martes a su nivel más alto desde 2014, apoyados por una escasez de suministro global y una fuerte demanda en Estados Unidos, el mayor consumidor del mundo.

El repunte se produjo antes de los informes de inventarios del grupo de la industria Instituto Americano del Petróleo (API), el martes, y de la gubernamental Administración de Información de Energía de Estados Unidos, el miércoles.

Analistas esperan que los últimos datos semanales de los inventarios estadounidenses muestren un aumento de 1.9 millones de barriles en las existencias de crudo.

Los futuros de Brent subieron 41 centavos, o un 0.48%, a 86.40 dólares el barril, mientras que el crudo West Texas Intermediate (WTI) ganó 89 centavos, o un 1.06%, a 84.65 dólares el barril.

Esos fueron los cierres más altos para ambos referenciales desde octubre de 2014.

"La crisis energética aún no está cerca de ceder, por lo que esperamos que prevalezca la fortaleza de los precios del petróleo en noviembre y diciembre, a medida que la oferta se rezaga de la demanda y la OPEP+ permanece al margen", dijo Louise Dickson, analista senior de mercados petroleros de Rystad Energy.

La OPEP+, que comprende a la Organización de Países Exportadores de Petróleo y aliados como Rusia, actualmente está aumentando la producción en 400,000 barriles por día (bpd) cada mes, pero ha rechazado los pedidos de incrementar el bombeo más rápido en respuesta al alza de los precios.

Goldman Sachs dijo que es probable que el Brent supere su pronóstico de fin de año de 90 dólares el barril, mientras que Larry Fink, director ejecutivo de la mayor administradora de activos del mundo, BlackRock, dijo que hay una alta probabilidad de que el petróleo alcance los 100 dólares.

Si bien los mercados de carbón y energía de China se han enfriado un poco después de la intervención del gobierno, los precios de la energía siguen elevados en todo el mundo a medida que las temperaturas caen con el inicio del invierno en el hemisferio norte.

El consumo de gasolina y destilados en Estados Unidos está nuevamente en línea con el promedio de cinco años, después de más de un año de demanda deprimida, y el mercado estará observando de cerca los niveles de inventarios de la mayor economía mundial.