Los precios del petróleo cayeron este miércoles 1 de abril después de que los inventarios de crudo en Estados Unidos subieron la semana pasada a máximos desde 2016, mientras que la demanda por gasolina sufrió su mayor descenso semanal por la pandemia de coronavirus.

Los inventarios de crudo subieron en 13.8 millones de barriles la semana pasada, según la Administración de Información de Energía de Estados Unidos. Fue el mayor aumento semanal desde 2016 y analistas esperan datos similares en las próximas semanas.

El crudo estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cayó 17 centavos a 20.31 dólares por barril, luego de alcanzar un mínimo de 19.90 dólares.

El Brent para junio perdió 1.61 dólares, o un 6.1%, a 24.74 dólares el barril. El referencia global cayó a 21.65 dólares el lunes, su nivel más bajo desde 2002.

El mercado se desplomó de la mano de la fuerte caída de la demanda por la pandemia de coronavirus y por el aumento de la producción en Arabia Saudita y Rusia tras el término el mes pasado de un pacto destinado a limitar los suministro.

El presidente ruso, Vladimir Putin, pidió el miércoles a productores y consumidores mundiales de petróleo que encaren un mercado "desafiante", mientras que su par estadounidense, Donald Trump, reconoció los problemas que enfrenta la industria por un crudo más barato "que el agua".

kg