Los precios del petróleo cayeron un 3% este miércoles por datos económicos decepcionantes de China y Europa y un aumento en los inventarios de crudo de Estados Unidos.

El crudo Brent retrocedió 1.82 dólares, o un 3%, a 59.48 dólares por barril, tras el alza de un 4.7% que registró el martes 14 de agosto, el mayor aumento porcentual desde diciembre.

Los futuros del crudo estadounidense (WTI) bajaron 1.87 dólares, o un 3.3%, a 55.23 dólares por barril tras el avance de un 4% de la sesión anterior.

China informó una serie de datos inesperadamente débiles de julio, incluida una sorpresiva desaceleración de la producción industrial a su menor crecimiento en más de 17 años, lo que subraya las crecientes dificultades económicas a medida que se agrava la guerra comercial con Estados Unidos.

La desaceleración mundial amplificada por los conflictos arancelarios y la incertidumbre sobre el Brexit también golpeó las economías europeas. Una caída de las exportaciones hizo que la economía de Alemania retrocediera en el segundo trimestre, según datos publicados el miércoles.

Las existencias de crudo en Estados Unidos aumentaron en la última semana ante una menor producción en refinerías, con declives en los volúmenes de destilados y de gasolina, informó el miércoles la gubernamental Administración de Información de Energía (EIA, por sus siglas en inglés).