Los precios del crudo estadounidense WTI hilaron cinco sesiones de pérdidas y concluyeron sobre niveles no vistos desde julio, luego de que un negativo reporte de inventarios en Estados Unidos opacara buenos indicadores económicos.

Los contratos futuros del WTI con entrega en diciembre cerraron con una caída de 94 centavos o 1.1% sobre 85.73 dólares por barril; ésta es la primera vez que cierran debajo de 86 dólares desde el pasado 10 de julio. En las cinco sesiones, el WTI ha perdido 7.5 por ciento.

Por su parte, en Europa, el crudo Brent concluyó con una caída de 40 centavos o de 0.37% sobre 107.85 dólares por barril, sumando su séptima jornada a la baja, racha en que acumula una caída de 5.7 por ciento.

La senda bajista se prolongó luego de que el Departamento de Energía de Estados Unidos revelara que, durante la semana pasada, los inventarios de crudo se incrementaron en 5.9 millones de barriles, muy por encima del alza de 1.7 millones que estimaba el consenso.

Matthew Parry, analista senior del mercado de energéticos de la Agencia Intencional de Energía, dijo que las cifras de inventarios presentadas ayer confirman su perspectiva bajista en el mercado de petróleo, ya que las condiciones de débil demanda siguen coexistiendo junto con suministros relativamente gruesos que no son de la OPEP .

El reporte de inventarios opacó una ola de información económica que dio mejores señales sobre la demanda de crudo alrededor del mundo.

Y es que, mientras que en Estados Unidos repuntaron las ventas de casas nuevas, en China un índice del sector manufacturero registró su mejor nivel en tres meses, pese a que sigue mostrando una contracción del sector.