Londres.- La minera mexicana de metales preciosos Fresnillo reportó una caída de 64% en sus ganancias antes de impuestos, por debajo de las expectativas de analistas, afectada por un declive en los precios del oro y la plata el año pasado y la prohibición de utilizar explosivos en una de sus minas.

La minera dijo que sus ganancias antes de impuestos en el 2013 fueron de 419 millones de dólares, mientras que sus ingresos ascendieron a 1,600 millones de dólares.

Analistas de Citi escribieron en una nota que "2013 fue un año difícil para Fresnillo, que ha tenido que enfrentar desafíos sobre regalías y temas legales, que contuvieron la producción. Sin embargo, los resultados fueron pobres incluso tomando en consideración esos aspectos".

Los analistas calificaron a Fresnillo como sobrevalorada y tenían una recomendación de venta sobre las acciones.

La compañía tiene una relación de precio de ganancia de 44.13, muy superior al promedio de sus pares de 19.65, según datos de Thomson Reuters.

La firma estima que su producción de plata permanecerá plana en el 2014, cuando una mayor capacidad tras completar su proyecto Saucito II se verá contrarrestada por menores grados en su mina Fresnillo.

Los efectos totales de la entrada en operación de la mina Saucito II se harán sentir en el 2015, dijo a los periodistas el presidente ejecutivo de la compañía, Octavio Alvidrez.

Fresnillo informó que su ganancia antes de impuestos en el 2013 fue de 419 millones de dólares sobre ingresos de 1,600 millones de dólares.

La minera dijo que está en camino de producir 43 millones de onzas de plata atribuible y 450,000 onzas de oro atribuible en el 2014.

mac