Las acciones de las empresas dedicadas a la reserva de hospedaje y paquetes vacacionales se reactivan este 2021, favorecidas por la recuperación de la economía y la reapertura de los lugares turísticos.

La plataforma Trivago, ubicada como el primer buscador de hoteles en Alemania, lidera las ganancias en la Bolsa de Nueva York este año con un alza de 74.38% y sus acciones cotizan en 4.22 dólares cada una. El segundo mejor rendimiento en Bolsa es de la firma Expedia con 29.94% en lo que va del año y se venden en 172.04 dólares cada una.

Airbnb que apenas comenzó su historia en el mercado bursátil el pasado 10 de diciembre, registra un alza de 22.57% en lo que va del 2021, sus títulos se cotizan en un precio de 179.94 dólares.

Otros sitios como Despegar.com registra un retorno de 4.14% y Booking sube 8.23% en el año. 

La pandemia por el Covid-19 cerró las fronteras y todos los sitios turísticos tanto en México como a nivel internacional, impactando negativamente el valor de las acciones de empresas como aerolíneas, cruceros, hoteles y plataformas de paquetes turísticos. 

Mayor optimismo

Luis Alvarado, analista de Capitales en Banco Base, explicó que “el inversionista no se está fijando en cómo están las condiciones ahora, sino en lo que viene. Las personas, por el confinamiento debido a la pandemia, se han planteado que lo primero que se hará cuando acabe todo será salir de viaje, y tomarse las vacaciones que no hubo en el 2020”.

“La campaña de vacunación está avanzando, principalmente en Estados Unidos. Además, al ser empresas del sector tecnológico tiene un impulso mayor en estos tiempos digitales.  Con la reapertura de las economías las aerolíneas y otras empresas del sector turismo están subiendo en el mercado financiero”, añadió.

Carlos Hernández, analista en Casa de Bolsa Masari, comentó que “el impulso proviene de dos elementos. Perspectivas de continuidad en la inyección de liquidez por parte de los bancos centrales y por el efecto que tiene Estados Unidos en los mercados globales. Lo primero impulsa monetariamente, mientras que lo segundo está ligado a que el control de la pandemia te da una base en operaciones”.

Alvarado indicó que es un modelo de negocio moderno, “una estrategia relativamente nueva no es una empresa tradicional a la que estamos acostumbrados ya que no tiene inventarios, propiedades, son empresas digitales con costos de ventas digitales y bajos, tiene gastos de administración”.

Explicó que estas empresas lograron capitalizarse, encontrar ese nicho y crecer, cada vez hay más usuarios, buscan plataformas, hospedaje, paquetes, con esquemas revolucionarios que les han dado frutos”.

ariel.mendez@eleconomista.mx