Los precios del petróleo subieron más de un 1% el jueves debido a la creciente tensión en Oriente Medio, pero con ganancias contenidas por nuevas restricciones al movimiento impuestas por algunos países para contrarrestar un aumento en los casos de Covid-19 que amenazaban la recuperación de la demanda.

El Brent ganó 91 centavos, o un 1.29%, a 71.29 dólares el barril tras caer más temprano por debajo de los 70 dólares por primera vez desde el 21 de julio. El West Texas Intermediate (WTI) sumó 94 centavos, o un 1.38%, a 69.09 dólares.

Ambos índices de referencia habían perdido más de 2 dólares por barril el miércoles a mínimos de dos semanas.

Aviones israelíes atacaron lo que sus militares dijeron eran sitios de lanzamiento de cohetes en el Líbano el jueves, en respuesta a dos cohetes disparados hacia Israel desde territorio libanés, en una escalada de hostilidades transfronterizas en medio de mayores tensiones con Irán.

El intercambio se produjo después de un ataque a un petrolero frente a las costas de Omán el jueves pasado, del que Israel culpó a Irán y en el que murieron dos tripulantes, un británico y un rumano. Irán negó cualquier participación.

Consultado sobre si Israel estaba preparado para atacar a Irán, el ministro de Defensa israelí, Benny Gantz, dijo a YNet News el jueves que "sí".

La creciente tensión ocurre cuando las conversaciones nucleares entre Irán y las potencias occidentales, que aliviarían las sanciones a las exportaciones de petróleo de Teherán, parecen haberse estancado.

El avance en los valores del crudo fue contenido por las preocupaciones sobre la recuperación de la demanda mundial de petróleo en medio de un aumento en los casos de coronavirus.

Japón se prepara para expandir las restricciones de emergencia a más prefecturas, mientras que China, el segundo mayor consumidor de petróleo del mundo, impuso restricciones en algunas ciudades y canceló vuelos, lo que amenaza la demanda de combustible.

kg