El precio del crudo cayó el miércoles 4%, borrando los avances anotados en la jornada previa, debido a que la fortaleza del dólar, el desplome de los precios de la gasolina y un aumento de los inventarios de petróleo en Estados Unidos arrastraron a la baja al mercado.

Un informe de la OPEP se agregó al ambiente pesimista, al apuntar a una demanda más débil por el crudo del grupo en los próximos años, pese a que Arabia Saudita aumentó su producción a niveles récord para proteger su porción del mercado.

El crudo en Estados Unidos cerró con una baja de 1.58 dólares o 3.3%, a 46.32 dólares el barril. En la sesión previa ganó 1.76 dólares.

Los futuros del Brent cayeron 1.96 dólares, o 3.9%, a 48.58 dólares el barril. El martes el barril subió 1.75 dólares. La mezcla mexicana de exportación perdió 1.99% a 38.75 dólares por barril.

Los precios cayeron después de que el gobierno de Estados Unidos dio a conocer que las existencias de crudo en el país subieron en 2.85 millones de barriles, a 482.81 millones, levemente por encima de las expectativas de un alza de 2.8 millones.