Los precios del petróleo cerraron sin grandes variaciones el lunes tras cotizar al alza durante gran parte de la sesión, ya que la preocupación por el crecimiento económico y la demanda por crudo fue compensada por la tensión por el programa nuclear de Irán.

El referencial Brent bajó 12 centavos a 64.11 dólares el barril. El West Texas Intermediate (WTI) ganó15 centavos a 57.66 dólares por barril.

Irán amenazó este lunes 8 de julio con reactivar sus centrifugas y acelerar el enriquecimiento de uranio hasta una pureza del 20%, desafiando del acuerdo nuclear de 2015, del que Estados Unidos se retiró el año pasado.

Los precios del barril siguen presionados por las dudas sobre el crecimiento de la demanda.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China han afectado las perspectivas del crecimiento económico y la demanda por crudo.

En tanto, en Japón, los pedidos de maquinaria bajaron por primera vez en cuatro meses durante mayo, su mayor declive mensual en ocho meses.

Goldman Sachs dijo que el crecimiento en la producción de esquisto en Estados Unidos probablemente supere el aumento de la demanda global al menos hasta 2020, limitando el alza en los precios del crudo pese al pacto de OPEP+.