Petrobras, la petrolera brasileña controlada por el Estado, colocó el lunes pasado la reapertura de bonos en tres tramos por 4,000 millones de dólares para refinanciar pasivos, dijo uno de los bancos que lidera la operación a IFR, un servicio de información financiera de Thomson Reuters.

Según IFR, la demanda por la deuda de Petrobras superó los 19,000 millones de dólares.

La compañía vendió 1,000 millones de dólares de su deuda al 2022 a 4.875%, 2,000 millones de dólares de su tramo al 2027 con un rendimiento de 6% y 1,000 millones de dólares al 2044 con un retorno de 7 por ciento.

Las tres notas tenían cupones del 6.125%, 7.375% y 7.25%, respectivamente.

De acuerdo a datos de IFR, dos de los bonos -al 2022 y 2027- fueron colocados en enero. Lo recaudado se utilizará para pagar deuda y para propósitos generales de la compañía.

Banco do Brasil, Bradesco, Citigroup, HSBC, Itaú y Morgan Stanley fueron los líderes de la operación registrada en el regulador de valores estadounidense SEC.

Las calificaciones crediticias del emisor son B1/BB-/BB.