El peso mexicano se apreció en la jornada del viernes, pero registró su tercera semana consecutiva con pérdidas luego de que inversionistas han mostrado cautela por el aumento de contagios por la Covid-19, en especial por el avance de la variante Delta. En tanto, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró sin demasiados cambios.

México reportó el jueves 16,244 nuevos casos confirmados de Covid-19 en el país, su salto diario más alto desde fines de enero. En tanto, las hospitalizaciones en Ciudad de México y los municipios adyacentes, hogar de unos 21 millones de personas, se incrementaron en un 33% en la última semana.

"Se incrementó el nerviosismo de los inversionistas por una posible reimposición de medidas de confinamiento. En consecuencia, se reavivaron las preocupaciones sobre el crecimiento económico en 2021, que seguirá dependiendo de la evolución de la pandemia", dijo grupo financiero Monex en un reporte.

La atención del mercado la próxima semana estará enfocada en la reunión de la Reserva Federal en busca de más pistas sobre la política monetaria de Estados Unidos, después de que el Banco Central Europeo se comprometió a mantener las tasas de interés en mínimos históricos durante algún tiempo.

La moneda mexicana cotizaba en 20.0496 por dólar al cierre de la sesión, con una ganancia de un 0.28% frente a los 20.1050 del jueves.

El peso operó temprano en terreno negativo y cayó hasta las 20.1430 unidades.

En la semana, el peso mexicano acumuló un retroceso de un 0.88 por ciento.

Mientras, en los mercados bursátiles el índice accionario S&P/BMV IPC subió un 0.06% a 50,268.45 puntos, con un reducido volumen de 59.1 millones de títulos negociados.

La Bolsa anotó una ganancia semanal de un 0.24%, mientras los participantes del mercado siguen de cerca los reportes del segundo trimestre.