El peso mexicano cedió terreno frente al dólar y ligó este viernes su tercera pérdida semanal consecutiva. El tipo de cambio terminó la sesión en 21.3200 pesos por billete verde contra el registro de 20.9440 unidades del viernes pasado, con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en el periodo significó para la divisa mexicana dejar 37.60 centavos, que son equivalentes a una variación acumulada de 1.79 por ciento. En tres semanas de pérdidas se movió una unidad con 36 centavos o 6.81% contra 19.9600 pesos el viernes 12 de febrero.

 

Durante la sesión, el peso se depreció hasta tocar un máximo no visto en cuatro meses, con un techo de 21.4205 pesos por dólar. Este movimiento fue provocado por un dato de empleo en Estados Unidos que elevó el rendimiento de los bonos del Tesoro y fortaleció al dólar.

Al cierre del Banxico, el Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta conformada por seis monedas de referencia, ganaba 0.37% a un nivel de 91.97 unidades, con un máximo de 92.19 puntos no visto desde el cierre de noviembre.

El gobierno de Estados Unidos reportó el regreso de 379,000 empleos en febrero, cifra que superó por mucha la estimación de 198,000, y que también estuvo por encima de una cifra anterior fuertemente revisada de 166,000. Esto coincide con menos casos de Covid-19.

"El reporte laboral [publicado esta mañana] elevó las especulaciones sobre la recuperación económica que toma fuerza, por lo que las presiones inflacionarias estarían más cerca que nunca", explicaron analistas de CI Banco en un reporte.

jose.rivera@eleconomista.mx