El peso mexicano se depreció este viernes contra el dólar estadounidese por sexta jornada consecutiva. El tipo de cambio concluyó la semana en 20.6280 unidades, de acuerdo con el Banco de México (Banxico), el peor dato desde el 25 de marzo.

Contra un registro de 20.4590 pesos ayer, el movimiento significó una pérdida para la divisa local de 16.90 centavos o de 0.83 por ciento. En su racha negativa, desde 19.7190 unidades, cae 90.90 centavos (15 diarios en promedio) o 4.61 por ciento.

 

Las crecientes cifras de inflación en Estados Unidos y las conclusiones tras la reunión de la Reserva Federal (Fed) han provocado un fuerte incremento en el mercado del apetito por el dólar. La divisa estadounidense gana terreno como un refugio.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza del billete verde contra una canasta conformada por seis monedas de referencia, subía al cierre 0.35% a 92.21 puntos. En el pico de la sesión alcanzó un máximo de 92.40 unidades, un techo de dos meses.

Algunos analistas destacaron este viernes los comentarios de un alto miembro del banco central como catalizador del avance del dólar. James Bullard, presidente de la Fed de San Luis, habló del posible endurecimiento de la política monetaria.

"Se observó un fuerte impulso alcista en el tipo de cambio esta semana ante el aumento de los temores a la inflación. Las divisas emergentes se debilitan debido a que sus economías son más golpeadas por la inflación", detalló la firma ActivTrades.

jose.rivera@eleconomista.mx