La divisa mexicana cerró el viernes con una apreciación de 0.46%, según el precio final del Banco de México, en un mercado cauteloso antes del inicio de la temporada de reportes corporativos en Estados Unidos y México la semana próxima.

A su valor referencial a 48 horas, el peso avanzó 5.90 centavos, a 12.7630/12.7660 por dólar.

La moneda osciló entre 12.7660 y 12.7980 pesos por dólar.

El lunes, Wall Street recibirá atento el reporte de resultados de la productora de aluminio Alcoa, una de las componentes del índice Dow Jones, mientras que el domingo se espera el balance trimestral del gigante mexicano de medios Grupo Televisa.

"Hay que estar en espera de los reportes de las empresas y en base a eso vamos a ir viendo cuál es el camino de la economía, si se empieza a ver un poco más de recuperación para los siguientes trimestres", dijo Omar Martín del Campo, operador de cambios del banco Ve Por Más.

La moneda marcó esta semana cinco jornadas sucesivas al alza, en las que acumuló una ganancia del 2.62 por ciento frente al dólar.

Pese a este buen desempeño, la moneda local aún está recuperándose del fuerte deterioro y la volatilidad generada por una serie de datos económicos decepcionantes en Estados Unidos, el mayor socio comercial de México.

"Hoy (viernes) ha sido un día sin volumen, sin operación, sin nada", comentó Mario Copca, analista de divisas de la casa de bolsa Vanguardia.

En su valor 24 horas, el peso mexicano avanzó 4.65 centavos a 12.7730/12.7750 por dólar, mientras que en su valor mismo día ganó 3.70 centavos a 12.7790/12.7810 por billete verde.

En ventanillas de bancos y casas de cambio, el peso operó en 12.50 por dólar a la compra y 12.90 por dólar a la venta.