El peso mexicano retrocedió este lunes ante el fortalecimiento del dólar, en su cuarto día consecutivo con pérdidas. El tipo de cambio terminó la jornada en 21.4540 unidades por dólar contra 21.3200 pesos el viernes pasado con datos del Banco de México (Banxico).

El movimiento en la paridad signficó para la divisa mexicana una depreciación de 13.40, equivalentes a una variación de 0.63 por ciento. El cruce se desplazó en un rango abierto entre un máximo de 21.6380 unidades y un mínimo de 21.2135 pesos por billete verde.

 

En cuatro sesiones consecutivas con pérdidas para la divisa local, el dólar le ha quitado 84.20 centavos que equivalen a una variación acumulada de 4.09% contra un registro de 20.6120 unidades por dólar.

Al cierre del Banxico, el Índice Dólar (DXY), que mide a la divisa estadounidense con una cesta integrada por seis monedas de referencia, se movía 0.38% al nivel de 92.32 puntos. Este fortalecimiento se relacionó con el avance del plan de estímulos en Estados Unidos.

El Senado estadounidense aprobó el sábado un paquete de estímulos de 1.9 billones de dólares para impulsar la economía más grande del mundo. En consecuencia, el bono del Tesoro a 10 años volvió a acercarse a un máximo de un año y el dólar también ganó terreno.

"El desempeño del peso mexicano está principalmente dominado ante la presión de los activos de renta fija norteamericana, que deja con poco atractivo y mucha volatilidad a los activos de economías emergentes", escribieron analistas de Monex Europe en un reporte.

Las expectativas de una recuperación económica sólida en Estados Unidos generaron un avance en el dólar contra sus principales pares, especialmente contra divisas emergentes consideradas riesgosas como la lira turca, el real brasileño, el peso y el rand sudafricano.

jose.rivera@eleconomista.mx