El peso mexicano terminó el primer trimestre de 2021 con una pérdida acumulada contra el dólar de 47 centavos, equivalentes a 2.36 por ciento. El tipo de cambio cerró esta sesión en 20.4200 unidades contra 19.9500 unidades en su registro final de diciembre, con datos del Banco de México (Banxico).

Con este desempeño, la divisa mexicana interrumpió una racha de tres trimestres positivos, lo que también significa que vivió su peor trimestre en un año. En fechas recientes el billete verde se ha fortalecido de la mano de los bonos del Tesoro por apuestas sobre un repunte económico en Estados Unidos.

 

No obstante, en la jornada el peso se apreció después de que las cifras del mercado laboral más recientes no cumplieron con las expectativas en el mercado. La encuesta de empleo de Automatic Data Processing (ADP) estimó que durante marzo se crearon 517,000 posiciones contra 550,000 esperadas.

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra seis divisas referencia, cedía al cierre -0.07% a 93.23 unidades. Esto también ocurrió después de que la tasa de rendimiento del bono del Tesoro a 10 años retrocedió tras tocar ayer 1.7742%, nivel  no visto desde enero de 2020.

En la jornada,  el peso se movió desde un nivel de 20.5790 unidades en su cierre de ayer, lo que significa una ganancia para la divisa mexicana de 15.90 centavos, que equivalen a una variación de 0.77 por ciento. En marzo, recuperó 52.40 centavos o 2.50% contra el dato de 20.9440 unidades de febrero.

Las monedas de América Latina operaron este miércoles con alzas, ya que el dólar perdió fuerza tras el dato del empleo en el sector privado de Estados Unidos. Sin embargo, en los mercados aún se espera la presentación del plan de infraestructura del presidente de ese país, Joe Biden, esta tarde. 

"Se prevé que [el paquete] sea de cerca de 3 billones de dólares. De acuerdo con Biden, el plan se pagará con impuestos, por lo que se espera que el presidente de Estados Unidos incremente el impuesto corporativo a 28%, el cual había sido recortado por Trump a 21%", destacó la firma Banco Base.

jose.rivera@eleconomista.mx