El peso mexicano cerró este miércoles con ligeras pérdidas contra el dólar, con los mercados en espera de la decisión de política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que se dará a conocer mañana. El tipo de cambio terminó las operaciones en 19.5575 unidades por dólar, con datos del Banco de México (Banxico).

Los inversionistas mantuvieron un rango de operación para el cruce similar al que registró en la jornada previa, con un máximo de 19.5732 unidades y un mínimo de 19.4738 pesos. Contra su cierre oficial de ayer, de 19.5120 unidades, su más reciente registro significa un retroceso de 4.55 centavos equivalente a 0.23 por ciento.

 

Las divisas emergentes como el peso se han beneficiado esta semana de expectativas sobre un recorte a las tasas euorpeas que ayude a prever una decisión similar de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos. La caida de hoy se atribuye a los temores a una corrección en esas monedas si el BCE no satisface a los mercados.

La caída de la divisa mexicana también ocurre por un fortalecimiento del dólar, luego de que China anunció exenciones arancelarias para 16 productos estadounidenses. Factores locales también impactaron en la paridad, debido a que se anunció hoy que la actividad industrial del país acumuló 10 meses a la baja a tasa anual.

Baja aversión al riesgo

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia, registró un movimiento de 0.30% y se ubicó en un nivel de 98.62 unidades. Monedas refugio como el yen japonés vuelven a rangos de operación habituales y el oro se mantiene debajo de 1,500 dólares por onza.

El índice Fear & Greed, que expresa el sentimiento que domina en los mercados, se ubicó este miércoles en 57 unidades, tras haber tocado en agosto un nivel de hasta 23 puntos. El índice elaborado por CNN Business mide el temor u optimismo en los mercados con una escala de cero a 100. Mayores registros significan menos temor.

[email protected]