El peso cerró este jueves con una mínima variación ante el dólar, luego de que el Banco de México (Banxico) decidió recortar, por quinta ocasión consecutiva, la tasa de interés de referencia en 25 puntos base, para dejarla en un nivel de 7 por ciento.

Ayer, la moneda mexicana finalizó en 18.6240 unidades, contra el cierre previo de 18.6230 unidades por dólar, lo que significó una ligera depreciación de 0.10 centavos.

Durante la sesión, la divisa local tocó un mínimo de 18.5814 pesos y un máximo de 18.6838 unidades por billete verde.

“La mínima depreciación del peso se debe en parte a que la decisión de ajustar la tasa fue unánime, sin que alguno de los miembros optara por un recorte superior a 25 puntos base”, consideró Gabriela Siller, directora de Análisis Económico y Financiero de Banco Base.

Especialistas también dijeron que este movimiento en el tipo de cambio ya lo había descontado el mercado, que anticipa un ajuste a la baja en el costo del dinero.

Por su parte, Gerardo Copca, director de MetAnálisis, explicó que aun cuando la tasa de interés se ubica en 7%, México es de los pocos países con calificación “BBB-” que tiene una tasa de interés todavía atractiva ante los inversionistas extranjeros, lo que a su vez inyecta relativa fortaleza a la moneda.

Premio alto

“El diferencial entre las tasas de Estados Unidos y la de México es de 525 puntos, el premio que se le sigue dando al inversionista extranjero es bastante alto y eso ha seguido motivando a que se mantenga o sigan entrando más recursos al país y a mantener fuerte al tipo de cambio”, detalló el especialista.

Explicó que mientras sigan las tasas de interés altas, el tipo de cambio se va a mantener estable, siempre y cuando no sorprenda algún “cisne negro” al mercado o algún evento negativo extraordinario en el país.Para Copca, el tipo de cambio podría cerrar el año en niveles de 20 pesos por dólar; sin embargo, es complicado predecir su comportamiento. En el mismo sentido opina Carlos Hernández, jefe de Análisis de Masari Casa de Bolsa.

“El tipo de cambio se mantuvo estable porque estuvo respaldado por el carry trade (cuando los inversionistas extranjeros piden prestado dinero en la moneda de un país en donde las tasas están bajas y lo invierten en otro que paga intereses más altos)”, añadió Hernández.

“Las tasas de interés en México y la percepción de riesgo moderado han atraído capitales a México, lo cual en última instancia parece sostener al tipo de cambio en niveles de 19 pesos por dólar”, explicó.

Los especialistas comentaron que se espera que el Banco de México ajuste a la baja la tasa de interés en sus próximas reuniones. De acuerdo con CIBanco, el nuevo recorte a la tasa se justifica porque la inflación, a pesar del rebote registrado en enero de este año, se mantiene controlada y dentro de la meta del Banxico. Además, el peso ha cotizado con relativa fortaleza frente el dólar desde diciembre pasado. Y es que uno de los riesgos para que la inflación se dispare es el debilitamiento de la moneda y se cuida que no haya un contagio del tipo de cambio en los precios, señaló el banco.

[email protected]