El peso mexicano cerró con pérdidas frente al dólar las operaciones de este jueves. El tipo de cambio concluyó la jornada en 22.0800 unidades por billete verde contra un cierre de 22.0120 unidades ayer, con datos del Banco de México (Banxico). En términos porcentuales la pérdida fue de sólo 0.31 por ciento.

La moneda local y otras emergentes se movieron influenciadas por la recuperación del dólar, tras varias sesiones de debilidad. El dato del Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos en el trimestre elevó el apetito por dólares como refugio. 

La economía estadounidense se contrajo en el segundo cuarto del año a una tasa histórica de 32.9% como consecuencia de la pandemia. A esta presión se sumaron las solicitudes de apoyo por desempleo (1.43 millones la semana pasada).

Los pesos chileno y colombiano, además del sol peruano, retrocedieron cerca de 0.50% ante un repunte del billete verde. Para la divisa mexicana, la jornada significó una pérdida de 6.80 centavos equivalente a una variación de 31 por ciento.

 

El dólar-peso se movió en un rango entre un máximo de 22.2381 unidades y un nivel mínimo de 21.9620 unidades por dólar. En su caso, también hubo presiones por la cifra trimestral del PIB local, que tuvo una contracción de 17.26 por ciento.

Además, algunas divisas de la región como la mexicana resintieron el efecto de expectativas económicas negativas en los precios del petróleo. La mezcla estadounidense WTI retrocedía al cierre del peso -2.86% a 40.09 dólares por barril.

En el aspecto técnico, la moneda mexicana confirmó un rebote desde la zona de soporte de 21.8500 unidades, en la media móvil exponencial de 200 días. El nivel de 22.4900 unidades sería la próxima resistencia, explica la firma ActivTrades.

[email protected]