El peso mexicano inicia la semana en terreno negativo. El tipo de cambio se ubica en 18.8487 unidades por dólar, contra un cierre el viernes de 18.7810 pesos por billete verde, con datos del Banco de México (Banxico). La paridad se desplaza en contra de la divisa mexicana tras la publicación de un débil dato de inversión en el país.

Inversión débil

La inversión fija bruta del país tuvo una contracción mensual de 1.5% en el mes de octubre, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Pese a que se mantiene en los mercados un ligero optimismo comercial sobre China y Estados Unidos, la relevancia del indicador con registro pesimista impacta en la paridad.

"La inversión es un indicador relevante para cualquier economía, pues representa uno de los principales determinantes del crecimiento económico a largo plazo. Al mostrar México contracciones de la inversión, pronostica que el crecimiento económico de largo plazo será limitado", escribieron analistas de Banco Base en un reporte.

Retroceso para la divisa local

El movimiento en el par significa un retroceso para la moneda local de 6.77 centavos que es equivalente a una variación de 0.36 por ciento. En su mejor momento de la sesión el par tocó un mínimo de 18.7550 unidades y se acercó a una zona en la que se ubica un fuerte soporte para la cotización. El precio fue rechazado a 18.8650 pesos.

 

El Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de la divisa estadounidense contra una canasta de seis monedas de referencia opera en positivo, con un avance de 0.08% que lo ubica en 97.43 puntos. Los precios del oro caen -0.60% a 1,552.66 dólares por onza. Las divisas emergentes operan mixtas en espera de noticias comerciales.

jose.rivera@eleconomista.mx