El peso mexicano opera con ganancias frente al dólar este lunes. La divisa local se aprecia de forma moderada, en línea con la mayoría de los pares en el mercado cambiatio, ante un debilitamiento del billete verde en espera de un dato importante.

El tipo de cambio spot se ubica en 20.0975 unidades por dólar, contra un cierre de 20.2030 unidades el viernes, con datos del Banco de México (Banxico). Esto significa una ganancia para el peso de 10.55 centavos una variación de 0.52 por ciento.

La paridad se mueve en un rango entre 20.2195 unidades y 20.0849 unidades, mientras el Índice Dólar (DXY), que mide la fortaleza de esa divisa contra una canasta de seis divisas referencia, retrocede -0.11% y se ubica al nivel de 92.06 puntos.

 

En los mercados financieros globales se percibe cautela, a pesar del optimismo que buscó impregnar la Reserva Federal (Fed) recientemente. Los mercados demuestran que aún ven posible un repunte inflacionario en las cifras de Estados Unidos.

"Desde la semana pasada se observó evidencia de presiones inflacionarias que provoca la acelerada recuperación económica impulsada por políticas monetarias y fiscales flexibles, particularmente en Estados Unidos", explicó el local Banco Base.

El dato de precios al productor de marzo, publicado la semana pasada, tuvo su mayor alza  desde septiembre de 2011. Los operadores aguardan la publicación de nuevos datos sobre inflación en Estados Unidos que se conocerán en esta semana.

jose.rivera@eleconomista.mx