La Bolsa de Valores de Londres (LSEG, por su sigla en inglés) dijo que la Comisión Europea le pidió que se comprometa a vender su 60% en MTS, una plataforma electrónica de compraventa de bonos en Italia.

Pero la empresa británica, que gestiona las bolsas de Londres y Milán, entre otros negocios, dijo que no puede aceptar ese requisito, ya que desprenderse de MTS pondría en peligro las importantes relaciones con los reguladores italianos y el negocio en este país del grupo .

Bruselas había pedido a LSEG que propusiera un plan para deshacerse de MTS.

Ante la negativa a esta condición, LSEG cree que es improbable que la Comisión Europea autorice la fusión .

El único activo que LSEG y Deutsche Boerse, dueño de la Bolsa de Frankfurt, están dispuestos a vender es su plataforma francesa de liquidación de operaciones LCH, que sería traspasada a Euronext (gestor de las bolsas de París y Amsterdam) si sale adelante la fusión.

Pese a descartar casi totalmente el visto bueno de Bruselas, los directivos de LSEG se muestran dispuestos a seguir trabajando para sacar adelante la integración con Deutsche Boerse, que crearía el mayor grupo europeo de infraestructuras de mercados con un valor de unos 35,000 millones de euros.