El oro subió el miércoles 2%, beneficiándose de una caída de las acciones globales a mínimos de dos años y medio y de la incesante caída de los precios del petróleo hacia su menor nivel en 13 años, que arrastró a otros mercados de materias primas.

Sin embargo, la floja demanda física desde Asia evitó que el metal retornara a su máximo de este mes, a 1,112 dólares la onza, dijeron operadores.

El oro al contado subió a un máximo de sesión de 1,109.20 dólares la onza, pero retrocedió ligeramente y en las últimas operaciones se negociaba con un avance de 1.5%, a 1,103.36 dólares la onza.

Los futuros del oro en Estados Unidos para entrega en febrero subieron 1.6%, a 1,106.20 dólares la onza.

El oro, a menudo visto como una inversión alternativa en tiempos de incertidumbre financiera, se ve beneficiado por el sentimiento de aversión al riesgo del mercado, al igual que otros activos seguros como la moneda japonesa.

El Fondo Monetario Internacional recortó el martes sus proyecciones de crecimiento mundial por tercera vez en menos de un año, después de que la economía de China se expandió en el 2015 a su tasa más débil en un cuarto de siglo.

Respecto de otros metales preciosos, la plata al contado subió 1.1%, a 14.18 dólares la onza, y el paladio cayó 0.3%, a 490.42 dólares. El platino retrocedió a un mínimo de siete años, a 809.85 dólares.