Con tres horas de sueño por noche y sin tiempo para comer, un gestor de fondos de cobertura de Nueva York, que supervisa miles de millones de dólares en activos, calificó la semana pasada como la más tensa de su vida.

"Ya nada tenía sentido", dijo, mientras veía cómo los papeles de GameStop se disparaban, cuando había apostado a que caerían. El miércoles, impulsados por comentarios en Reddit para enfrentar a Wall Street, inversionistas usaron aplicaciones como Robinhood para hacer subir las acciones de la minorista de videojuegos y consolas.

GameStop se había disparado 135%, camino a ganar más de 1,500% en enero, sin que hubiera un cambio en sus perspectivas de negocio. Los fondos de cobertura se encontraron en problemas. A estas alturas, la negociación se había vuelto tan impredecible en todos los sectores que se vieron obligados a deshacer posiciones ganadoras para equilibrar sus carteras.

Para los gestores de fondos de cobertura, las pérdidas de la semana pasada en Wall Street fueron mucho peores que el histórico desplome provocado por la pandemia de Covid-19.

A medida que inicia una nueva semana, queda por ver cuánto durará el repunte impulsado por Reddit en acciones tradicionalmente poco apreciadas. De forma más inmediata, podría significar más pérdidas en el mercado si los fondos de cobertura tienen que seguir vendiendo para satisfacer pagos o corregir sus carteras. A largo plazo, es posible que tengan que cambiar de estrategia para encontrar un equilibrio y cambiar la tendencia a su favor.

Avalancha

La magnitud de las pérdidas dejaron al descubierto una gran debilidad en Wall Street. La firma de análisis S3 dijo que los vendedores en corto de GameStop tuvieron pérdidas de casi 20,000 millones de dólares en enero.

Los fondos implicados han sentido el golpe: Point72 Asset Management,  perdió 15% en enero, en parte debido a su inversión en Melvin. Los activos de Melvin se redujeron durante el mes de 12,500 millones a 8,000 millones de dólares.

Maplelane Capital, otro fondo que apostó contra GameStop, perdió 45% en enero. Incluso Viking Global Investors, uno de los fondos de cobertura de mejor rendimiento del mundo, perdió 7 por ciento.

Los gestores de fondos dijeron que la experiencia de la semana pasada está cambiando su forma de hacer negocios. Los fondos de cobertura ahora serán más cautos a la hora de tener posiciones cortas por miedo a convertirse en un objetivo, dijo un antiguo gestor de fondos de cobertura, añadiendo que "en cierto modo, eso anula el propósito de los fondos de cobertura".

Tradicionalmente, estos fondos prometían a los inversionistas un colchón contra las caídas del mercado al poder vender en corto y ganar dinero cuando las acciones caían. Los fondos también serán menos propensos a usar estrategias de negociación como las opciones de venta, un tipo de derivado que tiene que ser informado y que  usaron.

Al mismo tiempo, sin embargo, hay algo que no cambiará: que Wall Street vuelva a pensar en nuevas formas de ganar dinero.