Los mercados no se escapan a las leyes de Newton: todo lo que sube tiene que bajar. Aunque a veces resulta más rápido de lo que se espera.

Y esto fue lo que le sucedió a la compañía japonesa Nintendo, que tras el exitoso lanzamiento de su juego Pokémon Go, a principios de julio, logró duplicar el precio de sus acciones en menos de dos semanas, para después iniciar su descenso.

La razón es que Nintendo no es la única empresa que tiene participación en el juego de realidad aumentada, como los inversionistas creían; Niantic Labs y The Pokémon Company también tienen la tienen.

El analista de Macquarie Capital Securities, David Gibson, calcula que, de cada 100 dólares que se facturan en relación con el juego en la App Store de Apple, 30 van a parar a manos de la propia Apple, otros 30 a Niantic, 30 a Pokemon Company y 10 a Nintendo.

Descargas sin valor

Para Juan Carlos Minero, director de inversión de Black Wallstreet Capital México, otro de los factores que llevaron a que la acción de la empresa con sede en Tokio cayera tan rápido, es que las descargas de la aplicación no se están monetizando.

Los inversionistas están comprando porque la gente está descargando, pero la aplicación no tiene ningún costo, y a pesar de que tienen opciones de pago dentro de la app, no son inclusivos como otras aplicaciones.

Se observó que continuamente se fueron adquiriendo las acciones, y el último inversionista ya no sabía por qué estaba comprando, pero estaba comprando todo lo que podía. De pronto Nintendo dice: sí tenemos un montón de descargas pero, ¡aguas!, no hemos monetizado gran cosa; en ese momento la acción toma un ajuste a la baja de 32%, que es alrededor del precio al que se encuentra en estos momentos señaló en entrevista para El Economista.

El 6 de julio, un día antes de que la app estuviera disponible en Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda, los títulos de la compañía japonesa cotizaban en 17 dólares en Wall Street, tras darse a conocer el juego virtual, llegaron a venderse por encima de los 37 dólares. Actualmente se vende en 26 dólares.

El especialista bursátil asegura que con los nuevos juegos que prevé sacar Nintendo, estos sí de su propiedad, la compañía pueda tener otro repunte, sin embargo, descarta que un fenómeno como el sucedido con Pokémon Go se vuelva a repetir. Para que un fenómeno así se vuelva a repetir, se necesitarían cumplir tres condiciones: primero, que se trate de una empresa muy grande, como es el caso de Nintendo; segundo, que tenga una historia de éxito por detrás; y tercero, que haya un mercado muy desesperado. Y en este caso veo un mercado muy desesperado, volteo a ver a una empresa muy grande, con una historia bastante robusta , explica.

De acuerdo con el especialista, es posible traer el ADR de Nintendo a México a través del famoso NTDOY, pero si no se ha hecho a estas fechas, muy probablemente la regulación tenga algún problema , concluye David Gibson.

[email protected]