Nigeria lanzó oficialmente una versión digital de su divisa, eNaira, después de que se retrasara su lanzamiento a principios de octubre, anunció este lunes el presidente Muhammadu Buhari.

Con este lanzamiento, Nigeria, la primera economía de África en términos de PIB y el país más poblado del continente, con más de 200 millones de habitantes, es pionera en el continente, junto con Ghana, que prueba desde septiembre su E-Cedi, como una nueva forma de intercambio monetario.

Nos hemos convertido en el primer país de África y en uno de los primeros del mundo en haber introducido una moneda digital para nuestros ciudadanos", declaró Buhari.

"Últimamente, el uso de monedas en los negocios y los pagos ha disminuido", explicó. Según él, la tendencia se ha "exacerbado desde que empezó la pandemia y con el nacimiento de una nueva economía digital".

La eNaira busca facilitar las transacciones en línea, dijo el presidente, pero también debería "atraer a cada vez más personas y empresas del sector formal y, de ese modo, hacer que aumenten los ingresos fiscales del país", apuntó.

En todo el mundo, los bancos centrales buscan crear versiones digitales de sus monedas ante el crecimiento de los pagos realizados en línea y para competir con las criptomonedas que escapan al control estatal o reguladores globales.

Las criptomonedas son muy populares en Nigeria, que en 2020 ocupaba el tercer puesto en número de usuarios de monedas virtuales, después de Estados Unidos y Rusia, según un estudio del gabinete Statista.

Con ellas, los nigerianos tratan de eludir la depreciación constante de la naira en los últimos años y pueden recibir dinero de la diáspora o enviar remesas más fácilmente.

Sin embargo, la eNaira no es una criptomoneda, sino el equivalente digital de la moneda física nigeriana, la naira. La emite el banco central y está sometida a la tasa de cambio oficial.

Los nigerianos pueden descargar la aplicación eNaira y llenar sus carteras móviles utilizando sus cuentas bancarias.

El año pasado, China se convirtió en la primera economía importante en lanzar la versión de una moneda digital, de prueba. Desde entonces, al menos cinco países han lanzado sus monedas virtuales y otros catorce, entre ellos Suecia y Corea del Sur, están en fase piloto, según el grupo de reflexión estadounidense Atlantic Council.