Federico Patiño, director general del Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México (GACM), dijo que la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), considerando el incremento en el costo del material y el tipo de cambio, tendrá un costo de 13,000 millones de dólares.

A la fecha se han invertido 140,000 millones de pesos en la obra, a través de 321 contratos repartidos en 292 empresas.

En entrevista radiofónica, el funcionario público comentó que para noviembre próximo ya se tendrían inversiones pactadas por 190,000 millones de pesos, esto es, días antes de que llegue el nuevo presidente.

Al respecto, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato a la Presidencia por la coalición Juntos Haremos Historia, dijo que se respetarían los contratos ya adquiridos en caso de que él resulte ganador de las próximas elecciones.

Además, comentó que, según sus cálculos, la construcción de Santa Lucía costaría alrededor de 50,000 millones de pesos.

Patiño informó que, rumbo a finales de año, las obras presentarían un avance importante, como la construcción de la pista dos y tres del NAICM en 60 y 75%, respectivamente. Dichas pistas tendrán una extensión de 5 kilómetros cada una comparada con los 4 del actual aeropuerto.

Refirió que la torre de control tendrá la fachada terminada, pero no estará equipada aún. Mientras que el edificio terminal, con una extensión de 743,000 metros cuadrados, presentará un avance de 60% para noviembre.

No hay temor

Recientemente, se dijo que AMLO cancelaría el proyecto de construcción, lo cual generó incertidumbre entre los inversionistas.

El NAICM colocó en tres tramos bonos en los mercados internacionales por 6,000 millones de dólares. Sura, el único fondo de pensión para el retiro que participó en el proyecto informó, en voz de su director general, Enrique Solórzano, que a ellos les aseguraron el pago de los recursos que prestaron.

“Pensando que lo cancelan, de cualquier forma vamos a cobrar el bono porque tenemos relación sobre los ingresos de la TUA del aeropuerto actual y de cualquier aeropuerto que se construya en la Ciudad de México”, aseveró el directivo.

Alfredo Vara, director general de Banobras, el estructurador del Fideicomiso de Inversión en Energía e Infraestructura (Fibra E) del NAICM, confió en que la buena estructura del papel permita la participación de muchos inversionistas.

“El libro se abre hoy no sabemos quién va a participar, ni quién está pensando, pero creo que el fibra tiene sentido económico, financiero. Lo único que está buscando es que se cuente con los recursos suficientes para su construcción”, expuso el funcionario.

Sin embargo, el directivo del GACM ya realizó un road show ante varios inversionistas de todo el mundo.

Federico Patiño comentó que se encuentran gestionando con la banca comercial una línea de crédito de 1,000 millones de dólares, esto gracias al aumento de las tarifas del aeropuerto internacional.

Con lo anterior, “situamos al aeropuerto en una tarifa promedio a la de los países de América Latina. Eso nos permite jalar una línea directa en dólares”, dijo.


estephanie.suarez@eleconomista.mx