El peso gana 3.91% desde el 30 de octubre, favorecido por debilidad del dólar y noticias favorables sobre una vacuna eficaz contra el Covid-19, aunque comienza a desacelerarse esta tendencia.

En el periodo de referencia la divisa estadounidense disminuyó a 20.4090 pesos por unidad, según su cierre del viernes pasado, ya que el lunes fue día festivo en México y no operó de manera oficial,  de acuerdo con datos del Banco de México.

Gabriela Siller, directora de Análisis de Banco Base refiere que el fortalecimiento del dólar frente a otras monedas en las últimas sesiones, tras un periodo de debilitamiento, está relacionado al regreso de la incertidumbre por el fuerte rebrote de casos de Covid-19 en Estados Unidos y varios países de Europa, así como por un movimiento correctivo en el mercado cambiario.

El movimiento del peso ha ocurrido en línea con el desempeño de otras monedas emergentes.  En el periodo de referencia la lira turca se aprecia 7.76%, el peso colombiano 6.03%, el real brasileño 5.73%, el rublo ruso 4.09 por ciento.

Este movimiento ha sido superior a la baja que muestra el índice dólar en el mismo lapso.

Este indicador, que mide la fortaleza de la moneda estadounidense frente a  una canasta de diversas divisas fuertes tuvo una disminución de 1.50%, de los 93.96 puntos a las 92.55 unidades.

Los analistas de Invex destacaron que el apetito por el riesgo hacia los mercados emergentes ha estado en gran parte influenciado por las noticias de la vacuna de Pfizer, que dijo tiene un 90% de eficacia.

Del otro lado están el euro, que pierde 1.77%, seguido de la libra esterlina, que cae 1.93% y el peso argentino que se deprecia 2.08 por ciento.

El área de análisis técnico de Intercam ve poco probable que la tendencia de apreciación en el peso continúe, pues dicen que es difícil seguir viendo movimientos de baja tan fuertes en las siguientes semanas.

“Vemos consolidación entre 20.10 y 20.80 unidades, mientras regresan los indicadores técnicos a zonas neutrales”, acotaron.

claudia.tejeda@eleconomista.mx