En este inicio de semana el petróleo mexicano de exportación perdió 52 centavos de dólar respecto a la sesión del viernes pasado, por lo que el barril se vendió en 57.33 dólares, informó Petróleos Mexicanos (Pemex).

En opinión de Banco Base, el hidrocarburo cerró la jornada con pérdidas moderadas, por la incertidumbre en la cooperación entre Rusia y Arabia Saudita, las dos naciones productoras de crudo más grandes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Por la mañana, funcionarios de ambas naciones explicaron que les preocupa que una caída en la demanda por crudo pueda presionar los precios a la baja hasta un nivel de 40 dólares por barril, por lo que de acuerdo con el ministro de Energía saudí, Khalid Al-Falih, están buscando evitar con apoyo de los principales productores de crudo.

Al cierre de la semana anterior, los ministros de Energía de los dos países reiteraron su compromiso de seguir cooperando una vez que expiren los recortes en la producción, aunque Rusia todavía no ha acordado extender dicho acuerdo.

Según el reporte semanal de la Administración de Información Energética (EIA), lo anterior fue otro de los factores que presionó a la baja el precio de las mezclas.

Los futuros del Brent, el referencial petrolero, cayeron 1 dólar, o un 1.6%, a 62.29 dólares por barril. Los futuros del crudo West Texas Intermediate (WTI) de Estados Unidos, en tanto, bajaron 73 centavos, o un 1.4%, a 53.26 dólares por barril.