Grupo México (GMéxico) sorprendió al mercado el martes en la noche al anunciar la decisión de vender 15% de su negocio ferroviario en la empresa Infraestructura y Transportes México (ITM), en la que detenta 75.1% de las acciones, mientras que el restante 24.8% está en manos de Grupo Financiero Inbursa.

Analistas estimaron que el consorcio obtendría 660 millones de dólares por la operación y reduciría su participación a 60 por ciento.

La noticia fue bien recibida por los inversionistas, luego de que en la jornada del miércoles en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) el precio de la acción del grupo ganó 6.34%, al intercambiarse en 43.70 pesos por título.

El martes pasado, GMéxico anunció a la BMV que ITM, subsidiaria del consorcio, se escindirá transfiriendo parte de su activo, pasivo y capital social, incluyendo las acciones representativas del capital social de Grupo Ferroviario Mexicano (Ferromex) e Infraestructura y Transporte Ferroviario a una nueva sociedad. ITM, en su carácter de sociedad escindente, mantendrá ciertas inversiones en acciones.

Venderá acciones

También dio a conocer que analiza la posibilidad de llevar a cabo una oferta pública de suscripción y venta de acciones en la BMV por aproximadamente 15 % de su negocio ferroviario. La operación se encuentra en trámite ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

GMéxico cuenta con tres divisiones: la minera (que representa la mayor parte de las ventas y se integra por Southern Copper Corporation, que engloba a Minera México y a Southern Perú, así como por Asarco en Estados Unidos); la de transporte (incluye a Ferromex, Ferrosur e Intermodal México); y la de infraestructura (integrada por MCC, Perforadora México y Consutec).

Ferromex opera una red de 8,110.5 kilómetros y tiene la flota más grande del país, con 582 locomotoras y 12,419 carros de distintos tipos.

Por su parte, Ferrosur cubre el sureste del país con 1,813 kilómetros de vías férreas, en tanto que Intermodal es un negocio que provee transporte de puerta a puerta y servicios logísticos.

De acuerdo con sus estados financieros, al cuarto trimestre del 2014 Ferromex reportó una utilidad neta por 2,930 millones de pesos; esto es un incremento de 11.7 por ciento. Los ingresos por servicios ascendieron a 21,000 millones de pesos, un avance de 12 por ciento.

En los últimos 12 meses, ITM generó un flujo operativo (EBITDA)por 600 millones de dólares. La deuda neta llegó a 384 millones de dólares, por lo que el consenso de los inversionistas es que el negocio está valuado entre 8 y 11 veces su EBITDA.

Accival puntualizó que una valuación de nueve veces el EBITDA implicaría una capitalización de mercado total de 4,440 millones de dólares, por lo que Grupo México recaudaría 660 millones de dólares si vendiera 15% de sus acciones.

El intermediario recordó que la venta de acciones en la Bolsa mexicana es una posibilidad que se contempló desde hace varios años. Sin embargo, no se logró llegar a un acuerdo con los socios minoritarios, ya que ITM controla 74% del principal negocio de la compañía, en tanto que Ferromex y Union Pacific tienen 26 por ciento.

Los analistas de Accival detallaron que los principales riesgos para las acciones de GMéxico son: una modificación del régimen impositivo y regulatorio, volatilidad del precio de los metales y de la moneda.

Julio Martínez, analista de Signum Research, coincidió en que la posible venta de las acciones ya se esperaba, pero la compañía no encontraba el momento propicio para llevarla a cabo .

Consideró que la división de transporte y la de infraestructura serán los dos motores que conducirán el crecimiento de la empresa durante este año, debido a que con la volatilidad en los precios del cobre el segmento de minería aportará hasta la segunda mitad del año.

Insistió en que la división de Transporte es rentable y fácilmente genera flujo y un margen atractivo, situación que le dará mayor valor a los accionistas... y por eso el mercado reaccionó de forma positiva .

¿Qué es Ferromex

Grupo México, a través de su división Transporte -que opera Grupo Ferroviario Mexicano (GFM-Ferromex), Ferrosur e Intermodal México- opera en el país 9,900 kilómetros de vías férreas, cubriendo más de 80% de las áreas industriales y comerciales.

Esta división aporta 20% del total de los ingresos de la compañía. Con base en los resultados de GMéxico, en el 2014 aportó 1,864.8 millones de dólares.

Su subsidiaria tiene conexión en cinco puntos fronterizos con Estados Unidos y operaciones en cuatro puertos del Océano Pacífico y con cuatro en el Golfo de México.

Ferromex tiene un perfil crediticio fuerte, al verlo de manera independiente a su matriz.

Durante los últimos doce meses terminados en junio de 2014, la compañía generó 5,600 millones e pesos de EBITDA y un margen EBITDA de 29 por ciento.

A través de las casi 10,000 kilómetros de vías férreas se transportan productos agrícolas, automotrices, cemento, energía, intermodal, metales y minerales, productos industriales y químicos y fertilizantes.

La calificación más reciente de Fitch Ratings para Ferromex es de ‘AAA(mex)’.

Está nota de la valuadora estadounidense está espaldada por la posición de liderazgo de la empresa en el sector del transporte ferroviario con una participación en el mercado de 55% en la distribución de carga de ferrocarril.

Esto se compara con el segundo mayor competidor nacional, Kansas City Southern de México.

valores@eleconomista.com.mx