Las acciones de la empresa de comercio electrónico Mercado Libre, que cotizan en la bolsa Nasdaq con la clave de pizarra MELI, cayeron con fuerza esta jornada en Estados Unidos. Con un movimiento de -9.63%, los títulos de la compañía tecnológica pasaron de un precio previo de 690.10 dólares el viernes a un cierre de 623.65 dólares este lunes.

 

El fuerte retroceso fue la reacción de los inversionistas a noticias políticas sobre el país de origen de la empresa: Argentina. El candidato opositor Alberto Fernández, aliado político de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner, derrotó en las elecciones primarias a quien al favorito de los mercados, el presidente Mauricio Macri.

Con un total de 49 millones 709,956 acciones en circulación, Mercado Libre terminó la semana pasada con un valor por capitalización de 34,304 millones 840,635 dólares. Al cierre de esta jornada, su valor por capitalización es de 31,001 millones 614,059 dólares, lo que significa una pérdida de 3,303 millones 226,576 dólares.

Apenas el jueves pasado, Marcos Galperin, fundador y CEO de Mercado Libre, festinaba que su compañía tenía un valor de capitalización bursátil superior al de eBay, la empresa de comercio electrónico en la que se inspiró para crear al primer unicornio latinoamericano. La diferencia entre ambas compañías, hoy queda claro, es la resistencia a factores exógenos, como ha demostrado la vapuleada que sufrió Mercado Libre este lunes en el Nasdaq.

La posibilidad de una victoria de Alberto Fernández sorprendió a los mercados e incrementó la aversión al riesgo en mercados emergentes. Los inversionistas temen el regreso de fuertes controles del Estado sobre la economía argentina, como los que impulsó durante su mandato Cristina Fernández de Kirchner, quien ahora compite como compañera de fórmula de Alberto Fernández.

Macri implementa un severo ajuste fiscal en el marco de reformas económicas acordadas el año pasado con el Fondo Monetario Internacional (FMI). A cambio el país recibió un préstamo récord de más de 56,000 millones de dólares para enfrentar las caídas cambiarias de abril de 2018 que dispararon la inflación y derivaron en su actual crisis económica.

[email protected]