La Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB) dio a conocer que "no tiene ningún comentario adicional" acerca de la propuesta para cambiar las reglas para poner en marcha la llamada "mejor ejecución" para que las intermediarias bursátiles ejecuten las órdenes de compra y venta de acciones en la Bolsa de valores que mejor condición presente en beneficio de los inversionistas.

“La AMIB, en representación de sus agremiados, hace del conocimiento a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria (Conamer) que no se tienen comentarios adicionales en relación al anteproyecto resolución que modifica las disposiciones de carácter general aplicables a las Casas de Bolsa publicadas el 22 de septiembre”, expuso en una carta enviada al organismo de gobierno.

Cuando comenzó a operar una segunda Bolsa de valores en México se incluyó en las operaciones de las casas de Bolsa el llamado "deber de mejor ejecución".

Bajo este término, las intermediarias bursátiles están obligadas a obtener el mejor resultado posible para sus clientes en la ejecución de las órdenes de valores de renta variable negociados en las bolsas de valores.

Sin embargo, a fin de apoyar el crecimiento del mercado de valores del país y, al mismo tiempo, “tener un piso parejo” o impulsar la sana competencia entre la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) y la Bolsa Institucional de Valores (Biva), los reguladores propusieron modificaciones a esta nueva manera de operar.

Lo anterior, después de que el 19 febrero pasado se inició una consulta con los jugadores del mercado en materia de mejor ejecución, en la que se sugería que las Casas de Bolsa enviaran, al menos el 30% del total de sus posturas pasivas diarias, a las dos bolsas de valores que operan en México, así como asegurar de que el promedio diario mensual de posturas pasivas represente, al menos, un 30% de todas sus posturas.

Una petición de Casas de Bolsa como Grupo Bursátil Mexicano (GBM), Banorte y Citigroup, además de la AMIB, que representa al gremio de las intermediarias bursátiles, se pidió modificar la regulación que imponía la distribución forzosa en los dos centros bursátiles. Se modificó la propuesta inicial.

El nuevo anteproyecto que presentó la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, en septiembre pasado, establece, entre otras iniciativas, que las casas de bolsa tienen una metodología para trasmitir las posturas pasivas a las bolsas de valores, que no genere sesgos.

judith.santiago@eleconomista.mx