Para los analistas, el próximo año los certificados de la Tesorería (cetes) tendrán un rendimiento real positivo al superar el nivel de inflación.

Para la tasa líder del mercado en su plazo a 28 días el pronóstico al cierre del 2016 es de 4.01%, mientras que el estimado de inflación es de 3.34%, indicaron datos del Banco de México (Banxico).

De acuerdo con las cifras que arroja la encuesta que realiza el banco central sobre las expectativas de los especialistas en economía del sector privado de noviembre, para el cierre de este año ven la misma tendencia, ya que la expectativa de inflación es de 2.40% y tasa de cetes de 3.25 por ciento.

De cumplirse el pronóstico, el rendimiento real (al descontar inflación) de los certificados de la Tesorería al cierre de este año sería de 0.83% y en el 2016 de 0.65%, datos que contrastan con la pérdida en términos reales de 1.29% que ofrecieron los cetes en el 2014.

Si bien son rendimientos moderados, los cetes ofrecerán seguridad en un entorno donde la volatilidad se hace más presente en los mercados y a los efectos adversos derivados de la debilidad de la economía mundial.

Cabe recordar que desde marzo del 2013 hasta abril de este año, la tasa real de los cetes se ubicaba en terreno negativo, debido al moderado rendimiento que ofrecían estos instrumentos combinado con un mayor nivel general de precios.

Se recupera renta fija

La recuperación de la renta fija se puede apreciar con mayor precisión en los instrumentos de largo plazo; para el Bono a 10 años los especialistas consideran una tasa de 6.19% al cierre del 2015 y de 6.66% para el siguiente.

En diciembre la Reserva Federal (Fed) en Estados Unidos dará a conocer su decisión de política monetaria. La mejoría en las condiciones económicas en ese país indica que después de siete años la tasa de referencia saldrá de su mínimo histórico que actualmente es de 0.0 a 0.25 por ciento.

Ante la inminente normalización de la política monetaria en Estados Unidos, se espera que también en México el banco central anuncie un aumento de la tasa objetivo y con ello un avance en el rendimiento de los bonos gubernamentales.

Los capitales ya empiezan a reacomodar sus portafolios de inversión hacia el mercado de dinero que indica que ofrecerá rendimientos reales y con un bajo riesgo.

Tan sólo en la última subasta de la tasa líder del mercado, los cetes en su plazo a 28 días, pasó de un nivel de 3.03% del último martes de noviembre a un nivel de 3.11% en la primera subasta de diciembre, con esto se ubicó en su mejor rendimiento en las últimas 11 semanas.

Mientras tanto, las tasas que ofrecen los cetes para sus plazos de 91 días y de seis meses también registraron aumentos al ubicarse en 3.26% y 3.47% respectivamente.

De acuerdo a los especialistas encuestados en noviembre por el Banxico, hay nulos riesgos en la economía por presiones inflacionarias en el país, así como por la política monetaria que se está aplicando. Por el contrario, los mayores riesgos que aprecian son en la debilidad de la economía mundial e inestabilidad financiera, factores que podrían provocar una mayor aversión al riesgo y con ello la preferencia de los inversionistas por instrumentos seguros con un rendimiento garantizado.

Para el 2017 los especialistas enrenta fija anticipan una inflación al consumidor de 3.34%, mientras que el pronóstico para la tasa de cetes es de 4.77% y para el Bono M a 10 años es de 7.06 por ciento.

[email protected]