Los futuros de soya y maíz bajaron el jueves, porque los fondos especulativos liquidaron posiciones largas, ante una mejoría de los pronósticos climáticos para Estados Unidos y caídas de los mercados de materias primas.

El trigo siguió la tendencia bajista, presionado por la aceleración de la cosecha en Estados Unidos y la persistente abundancia de suministros a nivel global.

El índice de materias primas Thomson Reuters/CoreCommodity CRB bajaba 1.5%, sufriendo su mayor descenso diario en un mes.

El contrato de maíz a julio bajó 3.75 centavos, a 4.2525 dólares por bushel, mientras que el contrato a diciembre que corresponde a la nueva cosecha perdió 3.75 centavos y cerró en 4.3575 dólares.

Lluvias beneficiosas que cayeron esta semana en la región central de Estados Unidos alejaron temores de que la cosecha de maíz sufra daños, pese a temperaturas por encima de lo normal.

El contrato de soya a julio en Chicago se derrumbó 21.5 centavos, o 1.86%, y cerró a 11.3450 dólares por bushel. El contrato a noviembre cayó a 11.1925 dólares.

Operadores consideraban que el mercado estaba maduro para una corrección, luego de que el contrato a mes inmediato alcanzó un máximo de 22 meses por encima de 12 dólares la semana pasada.

En el caso del trigo, el mercado subió en la sesión por compras de ocasión, pero no pudo sostener esas alzas. El contrato de trigo a julio en Chicago cayó 5 centavos, a 4.7250 dólares por bushel.

Por su parte, el cacao en Estados Unidos cayó 6% el jueves, porque órdenes automáticas de venta alentaron una dramática ola bajista y los temores sobre el futuro de Reino Unido en Europa llevaron a los inversores a evitar los mercados considerados de riesgo.

Desde la semana pasada, los analistas del mercado esperaban una corrección en el precio de la soya después de que alcanzara máximos la última semana de mayo.

El buen clima, esto es, las buenas lluvias en Estados Unidos, jugaron a favor de la corrección y ha hecho que el precio de este grano disminuya.

Lo anterior afectó el precio de los contratos futuros de la soya en el Chicago Mercantil Exchange.