Tras la alerta del gobierno del Reino Unido sobre la existencia en su territorio de una nueva cepa más contagiosa del coronavirus SARS-Cov-2 –causante del Covid-19–, países de la región latinoamericana como Chile, Perú, Argentina y Colombia han suspendido ya la conectividad aérea con el país europeo.

Siguiendo los pasos de otros países de la región y ante la aparición de una nueva variante del Covid-19 de fácil transmisión y fuera de control en el Reino Unido, el presidente peruano Francisco Sagasti anunció que -por medida preventiva- se suspenderá por dos semanas el ingreso a Perú de vuelos provenientes de Europa para evitar la llegada de pasajeros que puedan ser portadores de la nueva variante del Covid-19.

Avianca anunció la cancelación de sus tres frecuencias semanales a Londres después de que ayer 21 de diciembre, el presidente colombiano Iván Duque ordenara el cierre de conexiones aéreas con Reino Unido.

Hasta conocer el impacto real de la nueva variante del coronavirus, las conexiones aéreas con ese país, desde y hacia Colombia, quedan canceladas. "A partir de mañana se suspenden los vuelos de Colombia hacia el Reino Unido o del Reino Unido hacia Colombia", expresó Duque el pasado domingo y afirmó que cualquier persona que llegue a su país a partir de este lunes 21, que haya estado en el Reino Unido en los últimos 14 días entrará en aislamiento de 14 días en el país.

En tanto, Chile canceló los vuelos con Reino Unido y prohibió el ingreso de extranjeros que hayan estado en los últimos 14 días en ese país europeo. Los chilenos y extranjeros residentes en Chile que visitaron Reino Unido en las últimas dos semanas deberán realizar una cuarentena obligatoria de 14 días.

Finalmente, el lunes a las 9:30 hora local, llegó a Argentina el último vuelo proveniente del Reino Unido, previo a la suspensión de la ruta hacia y desde el país europeo.

Por nueva cepa

Gran Bretaña se enfrenta a aislamiento

Ante el temor de la nueva cepa del coronavirus, el lunes aumentó la lista de países que se sumaron a la suspensión o restricción de sus conexiones con Reino Unido que iniciaron desde el domingo con al menos 11 países, mayoritariamente de la Unión Europea.

India, Pakistán, Polonia, España, Suiza, Suecia, Rusia, Jordania y Hong Kong suspendieron los viajes de los británicos después de que el primer ministro Boris Johnson advirtiera que se identificó una variante mutada del virus hasta 70% más infecciosa en el país, mientras que Japón y Corea del Sur dijeron que están monitorizando la situación.

Por su parte, el reino de Arabia Saudita, Kuwait y Omán cerraron sus fronteras por completo.

España, de forma concertada con Portugal, anunciaron que prohibirían la entrada a ciudadanos procedentes del Reino Unido.

En América Latina, Argentina, Colombia, Paraguay, Perú y Chile anunciaron también que restringen su tráfico aéreo con Reino Unido por el momento.

Los gobiernos de Brasil y México, los países más poblados de la región, no han emitido ninguna restricción hasta el momento.

Mientras que en Estados Unidos algunos funcionarios han exhortado al gobierno a tomar medidas para evitar que la variante ingrese al país norteamericano, que ha sido el más afectado por el Covid-19 con casi 318,000 muertes.

Otros países ya habían suspendido los viajes con anterioridad, como Francia, Alemania, Italia, Holanda, Austria, Irlanda, Bélgica, Israel, El Salvador y Canadá.

Francia, por ejemplo, cerró su frontera a las llegadas de personas y camiones de Gran Bretaña, cerrando una de las arterias comerciales más importantes con Europa continental.

No obstante, podrían llegar a un acuerdo sobre la reapertura de su frontera hoy.

El transporte de carga a través del Canal de la Mancha se vio interrumpido después de que Francia suspendiera los enlaces de viaje en un intento para frenar la propagación de la nueva variante del virus.

No obstante, la lista de países va en aumento a medida que pasan las horas, así como la sensación de caos y preocupación.

En Italia, Dinamarca y Sudáfrica también ya se han detectado casos. (Con información de Agencias)

termometro.economico@eleconomista.mx