La pandemia del Covid-19 permitió que la presencia de Banobras en financiamiento a los municipios llegara a casi 100%, ya que la banca comercial dio un paso atrás.

“Banobras es una herramienta del gobierno federal, anticíclica, de inclusión financiera y un mecanismo de apoyo al crecimiento del bienestar”, resumió Jorge Mendoza Sánchez, director general de la institución.

Destacó el apoyo otorgado a los grandes proyectos de la actual administración. Banobras se colocó como la institución financiera de los proyectos prioritarios del gobierno federal, con un impacto social y apoyo a los estados y municipios. 

Mendoza dijo en entrevista, que el año pasado ante la pandemia, las instituciones de crédito privado dieron un paso atrás en cuanto a los proyectos de las entidades locales y creció la participación del banco que representa.

El funcionario es financiero y cuenta con una maestría en administración de empresas. Habló de las cifras de la institución. Tiene una cartera de 584,000 millones de pesos, un crecimiento del 16% en tres años. Atienden a 353 municipios, de los cuales 21% tiene alto nivel de marginación.

Su índice de capitalización es del 19% y el de morosidad del 0.49%, de las más bajas del sistema bancario mexicano y un rendimiento sobre capital (ROE) del 22.9% a junio pasado.

“Llevamos tres años con utilidades y en lo que va del 2021 tenemos 7,000 millones de pesos de ganancias”, presumió el funcionario público.

Apoyo

El entrevistado explicó que el Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos, institución financiera especializada en infraestructura, apoya los grandes proyectos del gobierno federal, como el Tren Maya, el Tren de Toluca a la capital, la infraestructura para el nuevo aeropuerto internacional Felipe Ángeles, a la Comisión Federal de Electricidad y a Petróleos Mexicanos, entre otros.

Además emite deuda en los mercados bursátiles con énfasis en instrumentos afines con los cuidados del medio ambiente, de inclusión y vislumbra colocar papeles con un sesgo de género.

Banobras realizó 10 emisiones de bonos verdes por 30,500 millones de pesos, lo que lo convirtió en el emisor más importante en el país y uno de los punteros en América Latina en el rubro.

“Nosotros no estamos buscando utilidades, pero ofrecemos números muy positivos, tenemos suficiente liquidez y capacidad de crédito para oferta, sobre todo en los peores momentos en que la banca comercial sale del mercado, como fue la pandemia”, destacó en sus oficinas en Santa Fe, en la capital del país.

Municipios, el gran reto

De los casi 2,500 municipios que existen en el país, Banobras atiende a 353, lo que representa un gran reto por delante, explicó el director del banco.

Los retos son muchos. Los gobiernos locales no tienen capacidad recaudatoria, necesitan asistencia técnica, jurídica, financiera y orientación.

Banobras ofrece productos de crédito respaldados por participaciones federales, les adelanta parte de su presupuesto y otorga más financiamiento que la banca comercial.

El funcionario ofreció un dato: “El año pasado cerca del 100% de los préstamos otorgados a esos gobiernos, provino de Banobras”.

Se buscó apoyo de los gobiernos estatales, como Nuevo León y Oaxaca para otorgar líneas globales a los estados respaldados por los recursos del Fondo de Aportaciones para la Infraestructura Social (FAIS) con lo que se ahorra tiempo y burocracias para los municipios que solo requieren la aprobación de sus cabildos.

Mendoza dijo que la columna vertebral de los retos de los gobierno locales es el cobro del impuesto predial, ya que ese tributo representa solo el 0.8% del Producto Interno Bruto de México, cuando en el contexto internacional ese indicador es del 3% de la producción nacional.

“Buscamos esquemas para apoyar la recaudación del impuesto predial, cobro del agua y eficiencia energética, entre otros temas”, comentó.

El director detalló su participación en el otorgamiento de préstamos a municipios. Banobras genera competencia, cuando las instituciones financieras saben que participa son más agresivos, ofrecen mejores productos y mejores tasas de interés.

“Banobras participa en el 90% de los procesos de los municipios, en el 60% de los estados, es un participante relevante”, explicó.

Mendoza reconoció que la competencia de bancos como BBVA, Citi ha crecido en el sector, así como Banorte. 

Comentó que Banobras participa con organismos multilaterales como el Banco Interamericano de Desarrollo en esquemas de asistencia técnica. No se han buscado, dijo, créditos en dólares y prefiere préstamos en pesos.

Jorge Mendoza, que trabajó en la CFE y en Hacienda, habló del ciclo de aumento de tasas de interés que se pronostica en los próximos dos años.

“Habría que trabajar y ser cautelosos, ante la volatilidad que se pueda provocar con una baja de los estímulos en Estados Unidos o una eventual subida de las tasas de interés y su impacto en el movimiento de flujos entre países”, concluyó.

termometro.economico@eleconomista.mx