Mal inicio de año para la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), pues en la primera sesión del 2015 registró una caída de 2.39%, donde su principal indicador, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC), concluyó en las 42,115.47 unidades, luego de terminar el 2014 con una ganancia marginal de 0.98 por ciento.

Con esta caída, el IPC sufrió el peor retroceso para un inicio de año. El pasado 15 de diciembre la BMV reportó su peor caída del 2014, al concluir con un retroceso de 3.31 por ciento.

Las malas noticias en el desempeño manufacturero en México y Estados Unidos influyeron en el mercado accionario local.

Con esta pérdida, la semana pasada -que sólo constó de cuatro días hábiles- el mercado bursátil nacional registró dos alzas por dos bajas, cerrando así con un balance semanal negativo de 886.70 puntos, es decir 2.06% menos.

De acuerdo con información proporcionada por la propia BMV, el rendimiento del mercado de capitales durante el último mes del año fue negativo, con una baja de 2.36 por ciento.

Durante la primera jornada del 2015, las acciones que más perdieron fueron las de Genomma Lab Intenacional, con 6.66%; seguida por Mega, con 6.07; Simec, con 5.78; Peñoles, con 5.71, y Soriana, con 5.63%; estos resultados negativos estuvieron influidos por reportes manufactureros, coincidieron analistas.

Banco Base dijo que a pesar de que la caída fue generalizada para las empresas que componen el IPC de la BMV, las emisoras que tuvieron más influencia en el retroceso por su ponderación fueron FEMSA, que cayó 3.10%; Grupo Financiero Banorte, con una caída de 2.92%, y América Móvil, que perdió 1.22 por ciento.

En su conjunto, las tres empresas ocasionaron una pérdida de 328.8 puntos del principal índice del mercado bursátil nacional.

Por la mañana del viernes, HSBC informó que su Índice Manufacturero PMI, durante diciembre del 2014, la actividad empresarial creció a un ritmo más rápido desde diciembre del 2012.

Monex dijo que en contraste, los indicadores manufactureros del IMEF reflejaron un deterioro, tanto en el sector servicios como de manufactura; mientras que en Estados Unidos, los datos de manufactura reportaron un resultado de 55.5 puntos, nivel inferior a lo esperado por el mercado.

Por su parte, Ve por Más (Bx+) añadió que a estos resultados se les sumaron las declaraciones de Mario Draghi, presidente del Banco Central Europeo (BCE), de que ante un mayor riesgo de deflación en la zona euro, esta entidad actuará en consecuencia, lo que fue interpretado por algunos manejadores de fondos como una señal de un programa de recompra de activos.

Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, comentó que la baja en la BMV estuvo a la par de otros mercados de capitales de economías emergentes, como fue el caso del brasileño Bovespa, el cual cerró con una caída de 2.99 por ciento.

En Estados Unidos los principales índices accionarios cerraron con pocos cambios, el Dow Jones avanzó 0.06%, ubicándose en 17,832.99 puntos, mientras el S&P 500 perdió apenas 0.03%, cerrando en 2,058.20 unidades, dijo.

En principal determinante de esta caída, expresó Siller, fue la publicación de indicadores económicos poco favorables para el sector manufacturero, aunque los movimientos también ocurrieron en una sesión de bajo volumen, el cual se espera continúe recuperándose durante esta semana.

[email protected]