Las acciones de Kimberly-Clark de México han caído 2.13% en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), desde que dio a conocer su reporte trimestral a fines de la semana pasada y su posterior conferencia con analistas, en la que mostró desencanto por las políticas de la actual administración federal y que derivó en un llamado a boicot en su contra en redes sociales.

Sus papeles se intercambiaron a 38.68 pesos, y tiene un valor de capitalización de 119,321 millones de pesos.

En conferencia con analistas, Pablo González Guajardo, director general de la fabricante de productos para el cuidado personal que forma parte del S&P/BMV IPC, fustigó que las políticas actuales del gobierno de Andrés Manuel López Obrador no son lo que les gustaría para comenzar a invertir en el corto plazo, lo que derivó en reclamos de internautas en redes sociales que llamaron a no comprar los productos de la firma.

Sin embargo, en un comunicado posterior, clarificó que este año invertirá alrededor de 3,000 millones de pesos, y que “se estima que en el 2020 sea una cifra mayor”, refiriendo a las notas publicadas en diversos medios. “Ante un consumo con trayectoria a la baja, Kimberly-Clark permaneció con ingresos menores a nuestros estimados”, dijo en una nota de análisis Richard Horbach, analista de Intercam.

valores@eleconomista.mx