JPMorgan Chase & Co, el mayor banco de Estados Unidos por activos, reportó unas ganancias por encima de lo esperado en el último trimestre de 2015, gracias al férreo control que ejerció sobre sus gastos y la fuerte caída de los costos legales.

La entidad con sede en Nueva York es el primer primer gran prestamista estadounidense que publica sus resultados desde que la Reserva Federal elevó el 16 de diciembre sus tasas de interés por vez primera desde 2006.

NOTICIA: JPMorgan cobrará comisión por grandes depósitos

Unas tasas más altas suelen ser buenas para los bancos, pues les permite aumentar los cargos sobre los préstamos.

El beneficio neto del banco aumentó hasta los 5,430 millones de dólares en los tres meses al 31 de diciembre, desde los 4,930 millones de dólares del mismo periodo del año anterior. Sobre una base por acción, la entidad ganó 1.32 dólares, por encima de los 1.25 dólares que esperaban los analistas.

Los títulos de JPMorgan avanzaban un 1.8% en las operaciones previas a la apertura de los mercados. Sus valores fueron los únicos de entre los seis grandes bancos estadounidenses que acabaron 2015 en territorio positivo, creciendo un 5.5 por ciento.

Los ingresos netos totales del prestamista sobre una base gestionada crecieron cerca del 1%, hasta los 23,750 millones de dólares. Las ventas por sus operaciones de renta fija, generalmente el negocio más volátil de JPMorgan, bajaron un 3%, hasta los 2,570 millones de dólares.

NOTICIA: JPMorgan eliminaría 3,000 empleos adicionales en negocio minorista

Ajustados por la venta de su negocio de materias primas físicas y otros cambios, los ingresos por operaciones de renta fija habrían caído un 1 por ciento.

"Los negocios generaron un fuerte crecimiento del préstamo y de la calidad del crédito, excepto por algún estrés en energía", dijo el presidente ejecutivo, Jamie Dimon, en un comunicado.

erp