Los inversionistas han cambiado su enfoque hacia acciones de la zona euro, dejando la renta variable de Estados Unidos, de acuerdo con una Encuesta de Administradores de Fondos de Bank of America Merrill Lynch (BofA) de abril.

Los inversionistas están mostrando amor por Europa y apresurándose para salir de la renta variable de Estados Unidos, ya que la mayoría ve que las acciones estadounidenses están sobrevaluadas y perciben como riesgo un retraso en la reforma fiscal , señaló Micharl Hartnett, Estratega en Jefe de Inversiones en BofA. La política es el catalizador clave para volar más alto en los próximos meses .

De los encuestados, 83% opina que las acciones de Estados Unidos están sobrevaluadas, mientras 32% dice que la renta variable global está sobrevaluada, cerca de máximos en 17 años.

De acuerdo con la encuesta de BofA, la colocación en renta variable de la zona euro aumentó a un máximo de 15 meses, mientras las colocaciones en renta variable estadounidense cayeron a sus menores niveles desde enero del 2008.

Además, 44% neto de los inversionistas son optimistas hacia la renta variable de mercados emergentes, por encima de 18% desfavorecedor en marzo, y la tasa más alta en cinco años.

Los inversionistas creen que la renta variable en Mercados Emergentes (47%) y en la euro zona (30%) se mantienen subvaluadas.

Sobre las promesas que hizo Donald Trump en su campaña presidencial, sólo 5% de los inversionistas encuestados esperan que el Congreso pase la reforma fiscal en Estados Unidos antes del receso de verano.

A pesar que la elección presidencial en Francia empieza en menos de una semana, la percepción sobre Europa de los inversionistas es crecientemente alcista. Aunque estamos de acuerdo en el atractivo de la recuperación de los ingresos en Europa, la complacencia se ve extremadamente alta , explicó Ronan Carr, estratega de Renta Variable para Europa.

[email protected]