Los inventarios de petróleo en Estados Unidos crecieron la semana pasada mucho más que lo previsto, en tanto los de gasolina y destilados subieron inesperadamente, mostraron el martes datos del Instituto Americano del Petróleo.

En la semana del 10 de febrero, las existencias de crudo aumentaron en 9.9 millones de barriles, a 513.5 millones, según datos de API, lo que se compara con las expectativas de un incremento de 3.5 millones de barriles.

Los inventarios de gasolina subieron en 717,000 barriles, frente a expectativas de analistas en un sondeo de Reuters de una baja de 752,000 barriles. Los precios del petróleo recortaron sus ganancias después del cierre del mercado, tras la entrega del reporte de API.