Los precios del petróleo subieron el jueves con alzas del contrato de Estados Unidos por evidencia de que la demanda por gasolina podría fortalecerse en el mayor mercado del mundo, pero la saturación en las existencias de crudo sugiere que los mercados de combustibles seguirán presionados.

El Brent ganó 51 centavos a 55.63 dólares por barril. El West Texas Intermediate subió 66 centavos a 53 dólares por barril.

La mezcla mexicana de exportación, por su parte, ganó 0.94% y cerró en 45.14 dólares por barril, de acuerdo con Pemex.

La Administración de Información de Energía (EIA) informó que las existencias de gasolina cayeron en 869,000 barriles a 256.2 millones de barriles, contra la expectativa de analistas consultados de un aumento de 1.1 millones de barriles.

El declive en los inventarios de gasolina apunta a un consumo más fuerte a lo esperado en Estados Unidos y podría ser lo suficientemente positivo como para apoyar los precios, en un momento en que los mercados están sobreabastecidos.

Los retiros de gasolina están apoyando los precios hoy , observó Tamás Varga, analista de PVM Oil Associates. Son evidencia de una demanda más sólida en Estados Unidos .

El reporte de la EIA también mostró que los inventarios de crudo subieron 13.8 millones de barriles a 508.6 millones de barriles, muy por encima de las previsiones de los analistas.

Los inversores habían apostado a la baja porque esperaban un elevado aumento de los inventarios de crudo. Tras divulgarse las cifras, pasaron a posiciones de compra , dijo Mike Lynch de Strategic Energy and Economic Research.

Goldman Sachs dijo que los altos inventarios y un alza de las producción en Estados Unidos significan que los mercados estarán sobreabastecidos por un tiempo, pero que se vaciarán gradualmente.