Los inventarios de petróleo en Estados Unidos cayeron la semana pasada, mientras que las existencias de gasolina y destilados aumentaron, mostraron el martes cifras del Instituto Americano del Petróleo (API).

Los inventarios de petróleo disminuyeron en 5.6 millones de barriles, en la semana al 1 de enero, a 484 millones de barriles, lo que se compara con expectativas de analistas de un incremento de 439,000 barriles.

Las existencias de crudo en Cushing, Oklahoma, el punto de entrega del contrato en Estados Unidos, crecieron en 1.4 millones de barriles, dijo API.

Los inventarios de gasolina subieron en 7.1 millones de barriles frente a expectativas de analistas de una ganancia de 2 millones de barriles. Las existencias de destilados, que incluyen diésel y combustible para calefacción, aumentaron en 5.6 millones de barriles.