Grupo Financiero Inbursa se ha quedado rezagado este 2021 frente a los otros bancos comerciales que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, como resultado de su debilidad estructural y menor resistencia a la pandemia del Covid-19.

Las acciones de Inbursa comenzaron el año en 20.06 pesos, con un valor de mercado de 132,279 millones de pesos. En lo que va del 2021 sus papeles caen 2.49% o 3,297 millones de pesos menos en valor de capitalización, a un precio de 19.56 pesos.

Amín Vera, subdirector de Análisis Económico en Black Wallstreet Capital, comentó que “Inbursa no es el banco más competitivo en lo referente a tasas de interés, tiene comisiones altas y registra pocos ahorradores y acreedores. Sus productos de crédito no tienen las condiciones más atractivas en comparación de otros bancos”.

Sin embargo, el especialista resaltó que “un aspecto importante es la centralización que tiene Inbursa como principal actor financiero para las empresas de Carlos Slim, lo que le da un respaldo de confianza entre los inversionistas”.

Por lo tanto, agregó, Inbursa tiene un volumen de operación más reducido que los otros bancos, “pero con un flujo de efectivo estable, un índice de capitalización sólido y un índice de cartera vencida bajo”.

Carlos Hernández, analista senior en Masari Casa de Bolsa, dijo que en el largo plazo Inbursa no ha mantenido un rendimiento atractivo para inversionistas en la BMV, mientras que sus resultados operativos trimestrales reflejan poco margen de ganancias año con año.

Mejores rendimientos

En comparación, las acciones de Banco del Bajío registran un alza de 24.23% en el 2021, mientras que las de Regional supera los 24.81% de rendimiento y las de Banorte avanza 15.82% en el precio de sus acciones en la Bolsa. 

Incluso, Banco Santander México, que comenzó un proceso de desliste en la BMV, tiene un retorno en el 2021 de 15.21% en el precio de sus acciones, cotizando al cierre del viernes pasado en 23.40 pesos. Gentera, que se encuentra fuera del S&P/BMV IPC, registra una ganancia de 25.80% en el año.

Marissa Garza, directora de Análisis Bursátil en Banorte, opinó que "el entorno para los bancos se mantiene retador". Lo anterior, dijo, en un contexto donde la pandemia parece que ha reducido su atronador impacto sin que la mejoría económica avance en concordancia evidente.

ariel.mendez@eleconomista.mx