Con las elecciones presidenciales a la vuelta de la esquina, la economía podría estar al borde de un cambio dramático.

Dependiendo del resultado, los inversionistas pueden esperar de todo, desde un sólido crecimiento económico respaldado por otra ola de estímulo fiscal y un aumento del gasto público, hasta una economía sofocada obstaculizada por el estancamiento del Congreso.

En un reporte dado a conocer por Business Insider, Deutsche Bank nombró cuatro escenarios potenciales de las próximas elecciones y sus respectivas implicaciones económicas.

El primero es un “Barrido azul” (60-70% de probabilidad). Este proporcionaría el mayor estímulo fiscal a la economía en 2021. Si bien el plan Biden detalla alrededor de 2.5 billones de dólares de aumentos de impuestos durante la próxima década, Deutsche Bank asume que estos no se implementarán hasta que la economía esté sobre una base más firme, probablemente hacia el 2022.

El segundo es si Biden gana y el Senado es republicano (20-25% de probabilidad). Según Deutsche Bank es probable que el estímulo fiscal sea más marginal y otros elementos clave de la agenda de Biden que podrían implementarse a través de órdenes ejecutivas.

La tercera posibilidad es si Trump gana y el Senado es republicano (5-10% de probabilidad). Deutsch Bank asume que los paquetes de estímulo fiscal importantes siguen siendo esquivos, lo que da como resultado un impulso fiscal de menos de 500,000 millones de dólares en 2021.

El cuarto escenario es si Trump gana y el senado es demócrata. Este daría lugar a un acuerdo de estímulo en línea con el paquete de 2 billones de dólares que actualmente se están negociando.

termometro.economico@eleconomista.mx