Iberdrola destinó en el periodo transcurrido entre el 26 de abril y el 3 de mayo un total de 49,6 millones de euros a su programa de recompra de acciones, según la información remitida este lunes por la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

En concreto, Iberdrola adquirió más de 7.55 millones de acciones propias entre los días 26 de abril y 2 de mayo a precios entre un mínimo de 6.5 euros y 6.6 euros. Este paquete representa 0.11% del capital social de la energética.

Con estas últimas operaciones, Iberdrola lleva adquiridos unos 14.8 millones de acciones, que representan casi 48% del programa y en torno a 0.22% del capital social de la compañía.

El programa de recompra fue aprobado por el consejo de administración de Iberdrola el pasado 21 de febrero y contempla la adquisición de, como máximo, 31,03 millones de acciones, representativas de 0.48%, del capital social de Iberdrola por un máximo de 217 millones de euros.

Esta compra de autocartera se enmarca, además, dentro de la intención de la compañía de reducir su capital social, con el objetivo de mantenerlo en torno a 6,240 millones de acciones.Mediante esta reducción de capital, se compensa el efecto dilutivo derivado de los programas de scrip dividend y se mantiene el beneficio por acción.

La compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán solicitará a la junta de accionistas, convocada para el próximo 31 de marzo, la aprobación de una reducción de capital social de la compañía de, como máximo, 3.41 por ciento.

En este sentido, el órgano rector de la energética acordó llevar a cabo un programa de recompra de acciones propias que estará vigente hasta el próximo 31 de mayo.