Grupo HYCSA, constructora de proyectos de infraestructura en México y en América Latina, celebró su primera emisión de deuda de corto plazo por 200 millones de pesos en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV), bajo el amparo de un programa total de 2,000 millones de pesos.

Los recursos obtenidos con esta colocación serán usados para fortalecer su operación y para financiar los proyectos que tiene en marcha, aseguró el presidente del Consejo de Administración de la compañía, Alejandro Calzada en una videoconferencia con motivo de su debut en Bolsa.

Destaca la emisión del grupo constructor ya que es la primera emisora que después de haberse certificado con el Programa de Institucionalización y Gobierno Corporativo para la Emisión en el Mercado de Valores (Certificación PRIME) recibe financiamiento a través de la Bolsa.

Uno de los objetivos de dicha certificación es ayudar a las empresas a institucionalizarse y a fortalecerse su gobierno corporativo para que puedan acceder al financiamiento en el mercado financiero, recibiendo beneficios como tasas de interés preferenciales y al mismo tiempo prepararlas para una eventual salida a la Bolsa.

El programa surgió en el 2018 impulsado por la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB), la BMV, el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), así como por Nacional Financiera (Nafin) y la Bolsa Institucional de Valores (Biva).

Expansión al sector energía

El director general de la constructora, Luis Embriz Cruz, dijo que mediante el financiamiento en la BMV se fortalecerán, volverán más competitivos y apuntalarán su futuro, buscando más espacios en el sector energético.

Añadió que una oportunidad es con el plan de Pemex que busca incrementar sus niveles de producción.

La división de infraestructura energética se ha hecho más relevante para el negocio de HYCSA. Tan solo este subsegmento representa ya 22% de sus ventas totales. Este crecimiento se debe a una mayor participación en infraestructura terrestre, que es una de las prioridades de la administración actual.

“Lo que hacemos es infraestructura previa a la perforación terrestre, la cual ha crecido en los campos que trabajamos de Pemex”, detalló el directivo.

A pesar del poco gasto en infraestructura pública por la pandemia, la empresa logró crecer más del 20% y las proyecciones para este 2021 es cerrar en los mismos niveles.

La BMV indica que México es su principal mercado, con el 78.3% de sus ingresos generados en el 2019 y en donde tiene concesiones, Asociaciones Público-Privadas, proyectos de rehabilitación y mantenimiento.

Actualmente está por arrancar un proyecto en Tamaulipas. En marcha tiene obras del sector energético en Tabasco y está reconstruyendo un malecón en Villahermosa. Está por terminar una obra hidráulica en el Estado de México y tiene otros proyectos de dragado en Sonora y en Sinaloa.

Colocaciones en Bolsa empiezan a recuperarse: BMV

Tras débil primer trimestre

La constructora de infraestructura quiere expandirse hacia el sector de energía y una oportunidad es con Pemex.

Las colocaciones de los distintos instrumentos de financiamiento en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) empiezan a recuperarse, después de una débil actividad en el primer trimestre de este año a causa de la incertidumbre por la pandemia, aseguró el director general del centro bursátil, José Oriol Bosch.

“Ciertamente se está reactivando el mercado. El segundo trimestre será mucho mejor de lo que vimos en el primero porque tenemos un avance en la vacunación contra el coronavirus y lo que nos está beneficiando es la recuperación de Estados Unidos, nuestro socio comercial más importante”, manifestó durante una videoconferencia con motivo de la colocación de deuda de corto plazo de la constructora Grupo HYCSA.

Entre enero y marzo pasados, el monto financiado a través de 295 colocaciones de deuda y capital en la BMV ascendió a 52,306 millones de pesos, 42% por debajo de lo registrado en igual lapso del 2020, cuando hubo 304 emisiones por 89,774 millones de pesos.

Pandemia frenó emisiones

José Oriol Bosch recordó que hace un año a raíz de la crisis sanitaria de Covid-19 se generó incertidumbre que frenó muchos proyectos y planes de crecimiento de las empresas, lo cual se vio reflejado en el resultado del primer trimestre del año y cuando todavía no termina la pandemia.

“Fue un primer trimestre lento en la parte de capitales, en emisiones de deuda de corto y largo plazos, así como en otros instrumentos. Sin embargo, estamos viendo que siempre hay excepciones”, recalcó el director general de la BMV.

Dijo que en dicho periodo se colocó un Certificado de Capital de Desarrollo (CKD) por parte de la desarrolladora de parques industriales Finsa por 606 millones de pesos.

En el mercado de deuda de largo plazo se lanzaron 12 emisiones por 9,115 millones de pesos y en certificados bursátiles de corto plazo el monto financiado fue de 42,585 millones de pesos a través de 280 ofertas.

Hay próximas colocaciones de deuda y capital en puerta por parte del Grupo Aeroportuario del Centro Norte, Fibra Prologis, Arca Continental Bebidas, Planigrupo, entre otras. También se espera la oferta de un Fibra E y un Certificado de Proyectos de Inversión (Cerpi).

judith.santiago@eleconomista.mx