HR Ratings tiene lista la metodología para comenzar a evaluar los beneficios ambientales que generarían los proyectos que se financiarán con los recursos captados mediante la emisión de bonos verdes, ahora sólo está en espera de recibir la aprobación de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Directivos de la calificadora en México explicaron que el pasado 20 de diciembre enviaron a la autoridad regulatoria la metodología, por lo que confiaron en obtener la aprobación en enero próximo y, entonces, comenzar a calificar los bonos verdes que se emitirán o los que ya han sido ofertados.

Un bono verde es un instrumento financiero con el cual se obtienen recursos que se utilizan para financiar o refinanciar proyectos nuevos o activos existentes que tengan un beneficio ambiental.

Entre los proyectos caben las iniciativas para generar energía renovable, la construcción de edificios sustentables, sistemas de transporte ferroviario urbano o de potabilización y distribución de agua.

No es una calificación crediticia

La medición que hará HR Ratings apoyada en la naciente metodología no es una calificación crediticia sino la medición de los beneficios del proyecto que se estará financiado con el bono, así como la evaluación sobre la capacidad del emisor para cumplir con las normas internacionales de transparencia y presentación de informes, explicaron Karla Rivas, directora de Criterios Metodológicos, Roberto Ballinez y Mauricio Azoños, director y subdirector de Finanzas Públicas e Infraestructura, respectivamente, de la calificadora.

La metodología pudo atender la demanda de los participantes del mercado y dará un valor agregado porque creemos que es un producto que va a brindar mucha más información acerca de este segmento, que es nuevo y que está progresando en México , aseguró Azoños.

La metodología de calificación de bonos verdes integra criterios reconocidos a escala global en este mercado, como los principios del Climate Bonds Initiative y los Green Bond Principles, desarrollados por la International Capital Market Association.

En su evaluación HR Ratings estableció una escala con un total de nueve niveles para clasificar los proyectos relacionados con un bono verde y estará sustentada en un análisis basado en dos fases.

La primera será un análisis ambiental del proyecto, en donde se medirá la reducción de gases de efecto invernadero, la contribución medioambiental medida en términos del ciclo de vida del proyecto y la innovación tecnología, pues, entre más nueva y verde, será mejor. Además de la evaluación del contexto, en términos de la ubicación geográfica y posibles efectos secundarios.

La segunda tiene que ver con el cumplimiento de las políticas de transparencia y presentación de informes del emisor, mediante él se calificará el uso y administración de los recursos, el proceso para la evaluación y selección del proyecto y la presentación de informes.

HR Ratings reconoce que hay un universo de proyectos y la manera de analizarlos entre ellos es diferente, pero lo importante es que, dada la escala que hemos creado, al final pueden ser comparados entre sí (porque) estamos basándonos en criterios internacionales en donde hay mucho camino andado fuera de México , puntualizó Roberto Ballinez.