Al contrario que la cotización, que sigue varada en un rango muy estrecho entre los 8.20 y los 8.30 euros por acción, el capital de Saeta Yield sigue muy movido este mes de febrero. Tras la venta de un 1% del capital por parte de Tyrus Capital la semana pasada, Goldman Sachs ha repetido el movimiento vendedor y ha reducido con fuerza la participación.

Los fondos gestionados por la entidad estadounidense han reducido su presencia en el capital desde el 3.39% hasta el 0.53% del capital. Una venta que llega antes de que el próximo día 28 de febrero la filial de renovables de ACS presente los resultados del ejercicio 2016.

Goldman, que superó por última vez el 3% de Saeta en septiembre del año pasado, no había dejado desde entonces de soltar acciones de la compañía, en la que está presente desde su salida a Bolsa hace poco más de dos años. La compañía debutó en bolsa en febrero de 2015 a un precio de 10.45 euros por acción.

Saeta Yield es uno de los valores con mejores recomendaciones del mercado continuo. De las diez firmas que siguen el valor, ocho recomiendan comprar y dos mantener con un precio objetivo medio de 10.76 euros.

Un nivel que supone un potencial alcista del 30% desde los niveles actuales. El principal reclamo de Saeta Yield, filial de renovables de ACS, es su alta rentabilidad por dividendo, del 9%, una de las más elevadas en el mercado continuo.

estrategias@eleconomista.mx