Después de algunos años miserables, los mercados emergentes podrían recibir un fuerte repunte de los flujos de capitales en el 2016, predijeron esta semana algunos de los mayores inversionistas del mundo, aunque advirtieron que los beneficios no serán compartidos por todos por igual.

Los disertantes en el Foro del Panorama Global de Inversiones de Reuters este año en general se mostraron optimistas sobre las perspectivas de los mercados emergentes.

En contraste con el pesimismo que prevaleció en la cumbre del año pasado, los peores temores a un aterrizaje forzoso de China parecen haberse disipado, mientras que los profundos declives de los precios de los activos podrían haber generado oportunidades para producir valor.

Las pérdidas de hasta 30% contra el dólar en monedas como el real brasileño y el ringgit malasio también convencieron a muchos de que el largamente aplazado ajuste económico está en curso.